sábado, octubre 27, 2007

salvada del motor eterno
miraba el cielo justo a tiempo
aquella solitaria vaca cubana

No hay comentarios.:

Publicar un comentario